Dietas NO RECOMENDADAS

dietaInternet y las redes sociales posibilitan el acceso a múltiples y diferentes formas para adelgazar. Así, en ocasiones, los personajes populares y famosos pueden promover una dieta de moda, ya sea de forma espontánea o previo pago de un patrocinio. Además, es necesario recordar que la imagen y el aspecto físico de las celebridades se deben, en muchos casos, a intensivos programas de ejercicio y a una cuidada alimentación, y en otros casos, al bisturí.

En este apartado se analizan cinco dietas que no son recomendables por ser fraudulentas, ineficaces, poco serias y no seguras para la salud.

• Dieta de Dukan

El método Dukan de adelgazamiento consta de 4 fases. Comienza con una dieta sólo a base de proteínas, a la que se atribuye el efecto inicial de mayor pérdida de kilos.

Para mi es una dieta poco seria, sin respaldo científico. No se considera recomendable porque, al eliminar en su fase inicial grupos de alimentos como las verduras y las frutas, puede inducir a confusión entre los que la siguen.

Frente a este tipo de dieta, para perder peso de forma segura para la salud es fundamental tener el propósito de comer bien, identificar el origen del exceso de azúcares en nuestra alimentación, seguir una dieta libre de grasas trans, comer menos proteína animal, tomar menos sal y menos café.

Dieta de Montignac

La Dieta de Montignac se basa en el índice glucémico de los alimentos que se consumen, más que en su contenido calórico (energético). Así, al elegir los alimentos con el objetivo de adelgazar, se escogen según su contenido en azúcares.

Esta dieta clasifica los alimentos en buenos y malos. Los alimentos buenos provocan una liberación pobre de glucosa en sangre como el pan integral, las verduras, la fruta fresca, las legumbres,  la soja, los cacahuetes, la mermelada sin azúcar, las legumbres, los lácteos, el zumo natural, los cereales integrales o los guisantes. Los alimentos malos ocasionan un fuerte aumento de glucosa, como los dulces y la bollería, el pan blanco, las harinas y cereales refinados, las patatas, la miel, el maíz y la maltosa (presente en la cerveza).

Esta dieta no se considera recomendable porque puede tener efectos secundarios como una excesiva rapidez en la pérdida de peso, deficiencia de minerales, vitaminas y fibra, aumento del ácido úrico y del colesterol, así como mal sabor de boca. Además, según los expertos en nutrición, el desequilibrio entre el aporte excesivo de proteínas y la escasez de hidratos de carbono puede originar descalcificación ósea y daños renales por exceso de nitrógeno, así como fatiga y mareos.

El contenido en proteínas de esta dieta es superior al doble de lo recomendado, lo que puede suponer, una sobrecarga renal, una ingestión insuficiente de otros nutrientes esenciales, y un posible aumento de los niveles de ácido úrico y pueden provocar ataques de gota en personas con hiperuricemia (niveles de ácido úrico alto).

• Dieta del sirope de arce

El sirope de arce es un producto que se publicita con el supuesto fin de realizar un ayuno depurativo. Se propone el consumo exclusivo de este jarabe mezclado con agua y limón, como base principal de la dieta, reduciéndose la ingesta de calorías a unas 600 kilocalorías al día.

Este método no aporta nutrientes esenciales como proteínas, fibra, vitaminas y minerales, y seguir esta dieta tan baja en calorías es peligroso para la salud, sobre todo si se hace sin supervisión médica alguna.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

es_ESSpanish
en_GBEnglish es_ESSpanish