Los ejercicios abdominales hipopresivos, reducen la presión en la zona al mínimo.
Por ello no provocan que el abdomen salga a hacia fuera y además de ser idóneos para reducir cintura ayudan a solucionar problemas como la incontinencia urinaria. La espalda, por descontado, no sufre absolutamente nada con esta manera de trabajar las abdominales.

Además, los abdominales hipopresivos son muy indicados para recuperaciones post parto, ya que con ellos se trabaja el control de la respiración y del diafragma, y por tanto se logra un ascenso visceral y recuperación de la posición de los órganos internos.

Su realización es muy sencilla, y sólo requiere el esfuerzo de cambiar de esquema mental para adoptar una nueva manera de trabajar. Es importante tener en cuenta que en este tipo de ejercicios el factor progresivo es fundamental, además de ser conscientes de la neurofisiología de nuestro organismo para que sean realmente eficaces. La concentración y respiración cobran un papel fundamental.

Un ejercicio muy simple de abdominal hipopresivo sería el siguiente, que puede realizarse de pie en una postura relajada.

Comienza de pie con las manos sobre las caderas, exhala todo el aire de tus pulmones; expande el pecho mientras contraes el  estómago en la medida de tus posibilidades, mantén esta posición.

Para facilitar las cosas, al momento de hacer la contracción visualízate tratando de tocar tu columna vertebral con el ombligo.
Una repetición se completa al mantener la contracción isométrica durante un período de tiempo en segundos.
Una vez dominada la técnica, los abdominales hipopresivos pueden ser realizados con apoyo sobre un pie, de rodillas, sentado y acostado…

Espero que este documento sobre los Abdominales Hipopresiovos, haya sido de ayuda en vuestro entrenamiento, enfocandolo desde otra forma de trabajo, un saludo a todos